top of page

2022 fue el tercer mejor año de la historia, con 78 GW añadidos a nivel mundial.

GWEC (Global Wind Energy Council) ha publicado su tradicional informe sobre el estado de la industria eólica mundial. 2022 fue el tercer mejor año de la historia, con 78 GW añadidos a nivel mundial, pero los responsables de las políticas deben actuar ahora para evitar un cuello de botella en la cadena de suministro que pueda frenar el despliegue de la energía eólica a partir de 2026.





El informe demuestra que existe una necesidad urgente de aumentar la inversión en la cadena de suministro en todo el mundo. El mapeado de GWEC muestra que tanto en EE.UU. como en Europa es probable que se produzcan cuellos de botella en el suministro de turbinas y componentes a partir de 2025, a medida que el mercado eólico ve el impacto positivo de la Ley de Reducción de la Inflación de los Estados Unidos, el aumento de la ambición en Europa, la rápida y continua construcción en China y los grandes países en desarrollo que aceleran su despliegue.


Las decisiones que tomen los responsables políticos tendrán un impacto decisivo sobre si el mundo será capaz de llevar a cabo la transición energética dentro del marco temporal requerido y sobre el costo de la misma. Si bien se deben aplaudir los movimientos para incentivar aún más la inversión en las cadenas de suministro y crear una mayor diversificación y resiliencia regional, los intentos de crear requisitos rígidos de contenido local o aplicar medidas comerciales proteccionistas crean el riesgo de costos mucho más altos o incluso de que se produzcan graves retrasos en la necesaria expansión de la energía eólica y las energías renovables.



Ben Backwell, CEO del Consejo Mundial de la Energía Eólica, ha expresado: "El mensaje para los responsables políticos del Informe Global de la Energía Eólica de este año es claro: es hora de redoblar su ambición y brindar el apoyo que garantice el futuro de la energía limpia que se perfila ante nosotros."


"En todo el mundo se están introduciendo nuevas políticas centradas en acelerar el despliegue de energías renovables seguras, y GWEC espera un aumento sostenido del crecimiento durante la próxima década y en adelante. Pero para garantizar su aplicación, los responsables políticos deben actuar con decisión para eliminar las barreras reguladoras y de mercado y permitir que la inversión fluya hacia nuevas fábricas para evitar futuros cuellos de botella. Además, necesitamos una colaboración global mucho más activa para mejorar y reducir el riesgo de suministro de materias primas críticas con el fin de garantizar que la revolución económica verde disponga de los insumos que necesita en este periodo crucial.


"La teoría ha sido demostrada desde hace tiempo: apostar por la energía eólica crea puestos de trabajo, construye nuevas industrias y proporciona energía limpia y segura, al tiempo que garantiza el cumplimiento de los objetivos climáticos y la consecución de la energía neta cero. Los responsables políticos deben aprovechar la oportunidad que se les presenta y trabajar con la industria para asegurar la transición energética."


Por su parte, el Director General de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), Francesco La Camera: "Hoy en día, las energías renovables siguen siendo la elección energética para la nueva generación de energía, a pesar de los efectos de las recientes crisis globales y las conmociones geopolíticas en el sector energético. Los últimos datos de IRENA confirman que 2022 ha sido el año con el mayor aumento de capacidad de energía renovable hasta la fecha. El mundo ha aumentado la capacidad de energía renovable en un 9,6% y ha contribuido con un 83% sin precedentes de las adiciones de energía global. La energía eólica sigue siendo una de las fuentes de generación de energía más rápidas en crecimiento. Pero el último mensaje del IPCC es claro, no nos estamos moviendo lo suficientemente rápido. Una de las opciones más realistas para limitar el aumento de la temperatura global es una amplia escalada de soluciones de energía renovable. Si queremos mantener el camino de los 1,5°C, la energía renovable debe triplicarse para mediados de siglo".


Acerca del informe


El mercado de la energía eólica presentó un estancamiento en 2022, aún así fue el tercer mejor año de la historia de la industria. Con una incorporación global de 78 GW, elevando así la potencia eólica total instalada en el mundo a 906 GW. Lo que representa un crecimiento medio anual de alrededor del 9%, donde casi 69GW corresponden a energía eólica terrestre.


Los cinco principales mercados del mundo para nuevas instalaciones en 2022 fueron; China, EEUU, Brasil, Alemania y Suecia. Cabe resaltar que el 47% de la potencia se instaló en China.

El informe resalta que se ha tardado 30 años para alcanzar 1 teravatio (TW) de capacidad eólica instalada, pero se tardaría menos de diez años en duplicar la capacidad.


Perspectivas regionales para nuevas instalaciones


Norteamérica: En total, se espera que se añadan 60 GW de capacidad eólica en tierra en los próximos cinco años en América del Norte, de los cuales el 92 % se construirá en los EE. UU. y el resto en Canadá.


EUROPA: Con un fuerte crecimiento que vuelve a los mercados europeos establecidos como Alemania, España, el Reino Unido, Francia, Italia y Turquía, el mercado europeo en tierra volverá a despegar a partir de 2024.


África/Oriente Medio: En total, se espera que se añadan 17 GW de nueva capacidad en los próximos cinco años (2023-2027), de los cuales 5,3 GW provendrán de Sudáfrica, 3,6 GW de Egipto, 2,4 GW de Arabia Saudita y 2,2 GW de Marruecos.


Latinoamérica: Se espera que se añadan 26,5 GW de energía eólica en tierra en los próximos cinco años, con Brasil, Chile y Colombia contribuyendo con el 78 % de las adiciones.

Elbia Gannoum, CEO de ABEEólica (Associação Brasileira de Energia Eólica e Novas Tecnologias) y Vicepresidenta del Consejo de GWEC, ha declarado lo siguiente: “Aunque Brasil y América Latina tienen un gran potencial en lo que respecta a las energías renovables, somos conscientes de que no basta con tener la esperanza de contar con recursos competitivos si no existe una señal firme por parte de las políticas públicas para atraer a los inversores que pueden convertir el potencial en realidad.

"Corremos el riesgo de perder oportunidades para llevar a cabo la transición energética de Brasil. A pesar de que ya tenemos una cadena estructurada para onshore, para offshore e hidrógeno limpio para entregar para Brasil, los responsables políticos tienen que presentar un fuerte plan de industrialización de la energía, similar a los que ahora se ven en los Estados Unidos y Europa."


"El sector eólico brasileño, el cual desempeña un papel importante para toda América Latina, tiene un enorme potencial en capacidad de generación. Ese potencial no ha hecho más que crecer con la llegada de la eólica marina y del hidrógeno limpio. Pero en el corto plazo, debemos trabajar a nivel internacional para hacer frente a la escalada de precios e introducir políticas públicas que eviten los cuellos de botella y los desafíos de la cadena de suministro que impactarían a nivel mundial, y por lo tanto impactarían en Brasil. Se trata de cuestiones importantes que requieren medidas en 2023 para que el sector pueda aprovechar este potencial energético y alcanzar los objetivos de energía neta cero para mitigar los efectos del cambio climático".



Los invitamos a leer el informe completo en https://gwec.net/globalwindreport2023/








109 visualizaciones

Comments


bottom of page