top of page

Género y Energía en Argentina

Uno de cada diez tomadores de decisión en empresas de generación eléctrica son mujeres.


En pos de fomentar un sector más limpio, resiliente y equitativo, desde la Cámara Eólica Argentina se organizó el encuentro “Género y Energía”. Allí Cecilia Giralt Presidente de AMES, compartió los aspectos más destacados del Informe “Género y Energía en Argentina: La participación de las mujeres en el sector de generación eléctrica”, elaborado por el Banco Interamericano de desarrollo (BID) y la Asociación de Mujeres en Energía Sustentable (AMES).


Este es el primer estudio sobre Género y Energía que se realiza en Argentina, y que tuvo el objetivo de diagnosticar la participación de las mujeres en el sector. Desde la Asociación explicaron que la escasa información existente a nivel mundial muestra que el sector de energía presenta elevados porcentajes de desigualdad de género a la hora de estudiar la composición de su fuerza de trabajo, diagnóstico que empeora a medida que avanzamos en la escala directiva o hacia puestos más técnicos.


En este contexto, el estudio identifica las barreras sociales y laborales de acceso al sector, así como la segregación vertical que se traduce en la poca representación de las mujeres en cargos de toma de decisión y la segregación horizontal que afecta el desarrollo profesional de las mujeres al limitar el tipo de ocupaciones en las que se pueden desempeñar.


Sobre el estudio

El sector de energía eléctrica está compuesto por distintos eslabones que incluyen la generación, transmisión, y distribución. El estudio se ha enfocado en el subsector de generación y analiza la participación de las mujeres dentro de este segmento.

Históricamente, más del 60% de la electricidad en Argentina proviene de fuentes no renovables. En los últimos años la matriz de generación se ha diversificado dando paso a la participación de fuentes no convencionales como son la solar y la eólica.

Luego de dos años de trabajo y con 84 empresas del sector de generación eléctrica, se lograron recolectar los datos cuantitativos para llegar a los siguientes resultados.


Particularidades del sector de infraestructura

En primer lugar se detectó que existen barreras (normas sociales y estereotipos de género) que afectan a la elección del área de estudio. En este caso se observó que los varones tienden a elegir áreas STEM, manufactura y construcción, mientras que las mujeres tienden a las áreas de salud, educación, humanidades, y arte.


A la hora de llevar a cabo búsquedas laborales se observó que en los anuncios hay estereotipos de género. Muchas empresas al sacar un anuncio no consideran que las mujeres tengan las habilidades técnicas y por ejemplo no especifican si buscan ingenieros/as o técnicos/as. En cuanto a la retención de las mujeres en los puestos de trabajo se analizó que las condiciones laborales: la falta de flexibilidad para conciliar la familia y el trabajo; y las situaciones de violencia y acoso son algunas de las barreras con las que las mujeres deben lidiar.


En cuanto a la capacidad de progreso y oportunidades para crecer o desarrollarse en el sector, se observa que hay dos tipos de segregación, vertical (cargos de decisión) y segregación horizontal (posiciones técnicas).



La participación de mujeres y varones según el tamaño de la empresa, se observó que más del 80% del personal contratado es varón, inclusive su participación llega al 91% en empresas grandes. Por su parte, las mujeres tienen más participación laboral en medianas (17%) y en pequeñas empresas (15%).

La participación de las mujeres en empresas grandes es significativamente menor al promedio de otros países. En Chile, por ejemplo, las mujeres representan el 23% de las personas empleadas en el sector energético, mientras que en el segmento de suministro de electricidad el valor alcanza el 21%. En los países de Centroamérica, la participación de mujeres en el sector de energía es del 25% y del 20% en el sector de generación.

Al separar la participación laboral por tipo de tecnología de generación, se observó que la participación de las mujeres está concentrada en energías renovables, específicamente en tecnologías solar y eólica.

Según el estudio la representación femenina en el sector de energía renovable alcanza un 32% del total de personal a nivel global. En cuanto a Argentina, cerca del 30% de las personas empleadas en el sector eólico son mujeres, mientras que la participación en el solar alcanza un 21,6%.



Gráfico 1: Participación delas mujeres por tipo de tecnología


Según este estudio, en promedio, las empresas estimaban que se contrataría a 1 mujer por cada 8 empleos para la etapa de construcción (13%), mientras que, para Operación y Mantenimiento (OyM), 1 de cada 5 personas contratadas sería mujer (21%).


Participación femenina en puestos con formación técnica

El estudio distingue entre los distintos puestos de trabajo que ocupan las mujeres dentro de las empresas. Utilizando la clasificación de puestos STEM se observa que las mujeres ocupan menos puestos de trabajo con formación técnica en comparación con los varones.

Del 60% de las mujeres estudiantes, solo el 25% estudia carreras STEM.


Gráfico 2: Participación de las mujeres en puestos STEM


El informe destaca el porcentaje de participación tanto de mujeres como de varones sin formación universitaria, en especial en la generación no renovable, donde el 37% de los varones y el 23% de las mujeres no cuentan con educación universitaria.



Participación de las mujeres en cargos de toma de decisiones y mecanismos para cerrar las brechas de género



Las barreras de crecimiento vertical en las empresas es otro punto central para una mayor participación y diversidad de género. El informe da cuenta que a medida que las empresas incrementan su tamaño las posiciones que ocupan las mujeres en sus cuerpos directivos disminuye. Por ejemplo, en MiPyMes, 1 de cada 8 personas en cargos de toma de decisión es mujer. Sin embargo, al comparar con empresas grandes, encuentran que hay 1 mujer por cada 10 varones en puestos de toma de decisión.



Gráfico 3: Proporción de mujeres en cargo de toma de decisiones según el tamaño de la empresa.


Para poder mejorar e incentivar la participación de las mujeres en energía renovable como no renovable, el sector debe promover políticas y acciones que sean sostenidas en el tiempo. Para ello nos brindan los siguientes consejos:

  • Incentivar la participación de mujeres para insertarse en las áreas STEM,

  • Disminuir la segregación vertical: reconociendo, visibilizando y promoviendo las historias de mujeres exitosas en el sector, especialmente en posiciones de toma de decisiones y liderazgo. Y promover programas de desarrollo profesional para mujeres

  • Promover la distribución equitativa de las tareas de cuidado no remunerado

  • Mejorar la calidad y el alcance de las políticas de género y diversidad a nivel empresarial



57 visualizaciones

Comments


bottom of page